Acceder a una oferta integral y un precio final que incluya todos los costos del viaje, así como asesoría y ofertas en baja y alta temporada, son las ventajas más evidentes de utilizar el servicio de una agencia de viajes. Ante cualquier eventualidad, sobre todo en el extranjero, también se debe considerar el respaldo y seguridad que otorgan las agencias a los turistas.

Aunque algunos viajeros prefieren comprar por sí mismos el pasaje aéreo, cotizar el hotel y traslados, la opción de reservar el programa completo a través de agencias, gana preferencias.

Parejas, familias y personas que viajan sin compañía están optando por este servicio, principalmente por la asesoría e información respecto del destino y las alternativas de precios, según variables como la temporada de viaje, el tiempo de estadía y los servicios que incluye el paquete turístico.

Es que la decisión de viajar exige una serie de costos como el pasaje aéreo, tasas de embarque, traslados entre aeropuertos y hotel, estadía, impuestos hoteleros, transporte local y excursiones, entre otros gastos. En el caso de viajar a través de agencia, todos estos costos se incluyen en un precio final por persona, por lo cual éstos están más acotados desde un principio.

«El gran valor de la agencia de viajes en un mundo globalizado, con redes de apoyo en el exterior, es la capacidad del agente de viajes de integrar el 100 % de la oferta para administrar y procesar todos estos insumos, y encontrar las mejores alternativas. Esto es determinante al aportar la asesoría necesaria a los pasajeros; disminuye el riesgo de una mala decisión y da un apoyo muy valioso frente a cualquier contingencia en el viaje», comenta Guillermo Correa, Presidente de la Asociación Chilena de Empresas de Turismo ACHET.

En conclusión, lo relevante por parte de las agencias de viajes es la asesoría y el servicio profesional para transmitir los conocimientos de destinos, productos y servicios. Junto a ellas, los tour operadores turísticos apoyan directamente la gestión de la agencia de viajes, capacitándose sobre diversos lugares y novedades, preparando así la programación especial donde unen servicios aéreos y terrestres, para formar un programa turístico que su agencia le ofrece para su viaje de negocio o turismo.

Fuente: ACHET